Analisis Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

La serie de Metal Gear siempre nos ha entregado juegos relativamente complejos, entregas con giros inesperados y revelaciones que lograran alterar nuestra percepción mientras comprendíamos que sucedía ¿Por qué esta introducción? simple, mientras que Metal Gear Solid V: The Phantom Pain aún mantiene algo de lo tradicional, es innegable que el hilo conductor, historia o como quieran llamarle en su desarrollo, paso a segundo plano, centrándose bastante en la jugabilidad.

Si hacemos una pequeña introducción a la historia del título, se nos presenta que el Big Boss, el líder de un grupo militar privado Diamond Dogs, ira una vez más al campo de batalla para llevar a cabo una serie de contratos de todo tipo, eso en el papel, haciendo que en The Phantom Pain, se mezclan una serie de hechos históricos de los 80, mezclados con la ciencia ficción. Con tecnología inimaginable, sumado a habilidades super humanos, las rarezas de este tipo vuelven a presentarse en esta nueva entrega.

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes

Esperen, esperen, estamos hablando del análisis de The Phantom Pain cierto, entonces ¿Por qué mencionamos a Ground Zeroes? simple, tras finalizar el juego y recordar lo que fue esa especie de prologo bastante costoso, es fácil adelantar que estamos ante un juego que pareciera haber sido cercenado. Sin dudas Ground Zeroes fue pensado para ser la introducción al juego, tal como fue la Misión virtuosa en Metal Gear Solid 3, el problema, se lanzó por separado, haciendo que fuesen considerados dos entregas diferentes, además, está el factor de los reportes que dicen que el titulo fue pensado para contar con 5 capítulos, pero finalmente, solo contamos con 2, en donde el ultimo de esto, se nota demasiado que fue finalizado por apuro y eso se notaran en las misiones que se deben repetir, ya llegaremos a eso.

Volvamos a Metal Gear Solid V: Ground Zeroes, una entrega que nos dio una muestra de las nuevas mecánicas dentro la serie, las cuales en su momento se sintieron excelentes, algo que se mantiene en The Phantom Pain, en donde se tiene un control increíble en relación a cómo podemos desarrollar las misiones, sigilo, acción, mezcla de ambos, etc.

También contamos con la oportunidad de reaccionar sobre la marcha ante las múltiples maneras en como nuestro enemigo reaccionara, por ejemplo, el sistema de reflejo es una de las ventajas, aunque claro, si buscamos una mayor dificultad, esto puede ser desactivado, lo que nos lleva a algo que por primera vez se implementa en la saga, la dificultad va en ascenso, es decir, no hay un modo en donde se pueda elegir la dificultad como en el pasado, por lo que cuando las cosas se compliquen demasiado, podemos recurrir a cosas como el solicitar ataque aéreo, apoyo con suministros, etc. Sin embargo, este tipo de ayuda extra significara una disminución en nuestra calificación y las recompensas que se recibirán.

Demasiado contenido para poder disfrutar

Como se nos repitió una y otra vez en la previa del lanzamiento, el título es un mundo abierto, es decir, tenemos mucho para poder explorar, en donde el desarrollo de las misiones principales, especialmente durante el episodio 1, es de lo más destacado del título, de igual manera, un montón de misiones secundarias valdrán la pena, sin mencionar que el capturar soldados, animales, vehículos, armas, etc. Son necesarios para lograr mejorar estas cosas. Un conjunto que nos entrega un sin fin de horas para tratar de completar todo. Mismo caso con todas las modificaciones que podemos aplicar en mother base y las numerosas mejoras en armas y trajes, las cuales son tan variadas, que es posible que nos falte juego para poder completar todo, lo que nos lleva una vez más a pensar de que el titulo fue pensado originalmente para ser más amplio en relación a lo que fue lanzado el primero de septiembre. Perdonen por repetir tanto ese detalle, pero una vez que terminas el capítulo uno y comienzas el segundo, sabes que en el papel se aproximan muchas cosas, pero que finalmente terminas recibiendo muy poco en el desarrollo de historia.

Jugabilidad

Como antes fue señalado, estamos ante una de las experiencias más gratificantes, después de todo, tenemos mucha libertad para desarrollar las misiones, fácilmente se puede decir que es la mejor jugabilidad que hemos visto en la franquicia, algo que no es ninguna sorpresa considerando la evolución que hemos vivido con cada nueva entrega de la franquicia, es decir, no estamos ante un juego que sea una entrega anual en donde las modificaciones son pocas, en este Metal Gear, podemos hacer las misiones de la manera en cómo se nos plazca. Podemos ocupar desde el sigilo, hasta el atacar de frente, ocupar a nuestro compañero para cumplir una misión, que este distraiga a ciertos enemigos, etc. Para no generar spoiler en relación a los compañeros de misiones, tenemos compañeros que permiten el recorrer grandes distancias, permitir un mejor sigilo por medio de la detección de enemigos, detección de armas, detección de plantas medicinales, que nos permitirán atacar de frente, etc. Son tantas las posibilidades que tendremos, que pareciera imposible poder detallar cada situación, especialmente, porque es fácil saber que cada jugador enfrentara de manera diferente las misiones.

Técnicamente

Mientras que el juego puede no ser tan satisfactorio como pasadas entregas, especialmente para los fanáticos de la franquicia que aún no pudimos atar todos los cabos sueltos, es innegable que el juego en lo técnico es sumamente satisfactorio y es fácil señalar que ha sido de lo mejor en este apartado que ha llegado a nueva generación. Para este análisis, se contó con la versión de PS4 del juego, una versión que corre a 1080p y 60 frames de manera estable, además, de que gráficamente es espectacular, todo gracias a que se utiliza un motor gráfico como el Fox Engine, el cual funciona de gran manera. Efectos como la iluminación y modelado de personajes son puntos fuertes que podremos disfrutar dentro de este apartado, por lo que realmente, no hay quejas, solo alabanzas.

  • Jugabilidad - 9/10
    9/10
  • Ambientación - 9/10
    9/10
  • Gráficos - 9/10
    9/10
  • Sonido - 9/10
    9/10
  • Tecnología - 10/10
    10/10

Conclusiones

Metal Gear Solid V: The Phanton Pain es fácilmente una de las mejores experiencias en jugabilidad que hemos recibido este año, y es fácil señalar que es un gran candidato para ser juego del año, es extenso, entretenido y tiene un hilo conductor no muy complejo, después de todo, la historia que se nos plantea puede ser comprendida por la gran mayoría, es decir, parte de gran manera, pero con el paso del juego, especialmente cuando se termina el primer episodio, está prácticamente se diluye, siendo el punto más criticado del juego y quizás lo único decepcionante. Es un gran juego, y probablemente si no se llamara Metal Gear Solid mereciera un 10 por su gran jugabilidad, además de que es extenso, el problema, es Metal Gear Solid, una franquicia caracterizada por su gran calidad en todos los aspectos, algo que mantiene solo a medias, en la jugabilidad y técnicamente, en lo que respecta el desarrollo jugable, especialmente en cómo se desarrolla la historia, es decepcionante, especialmente en la segunda parte del título, en donde nadie nos saca de la mente, que es un juego demasiado extenso que aun así quedó inconcluso. Una pena ese último factor, porque si no dependiera tanto de los audios, sumado a que pareciera un juego finalizado con apuro, podríamos estar ante una de las grandes joyas en la historia, no se completó, quedando solo en un buen juego, pero que como fanáticos de la serie, nos deja algo insatisfechos.

9/10

Reply