The Order: 1886 Analisis

The Order: 1886 es una proeza tecnológica. Un conjunto que busca generar la mejor experiencia posible, con una historia y jugabilidad considerada como buena.

La historia tras The Order: 1886 es la de Sir Galahad, un acérrimo caballero que juega su juego según las reglas de orden de la reina. No es un detective, y prefiere la táctica brutal de la fuerza para combatir a sus enemigos. Como podríamos culpar a este tipo por esto, cuando los Lycans o recién convertido, están generando un disturbio en la orden de los caballeros de la mesa redonda, es comprensible que no pueda responder de otra manera, con violencia.

Es cierto que hay algunas grietas en el desarrollo del título, pero la base sobre la que trabaja The Order: 1886 es conceptualmente sólida.

Como tal, nuestra aventura se encuentra cubierta por nuestra naturaleza como un soldado en una lucha contra los Lycans. Estaremos ante también una confusión de Sir Galahad sobre su propia lealtad ante algunos pedidos de su reina, en una historia que planeada para que sea Galahad el que decida por nosotros, ya que el juego no nos da mucha opción para variar la historia según nuestras decisiones.

Quizás esto sea el punto más crítico de The Order: 1886. Después de muchos años en donde los juegos de un jugador han sido inflados por características como opciones multijugador independientemente que muchos de estos tiene un poco impacto, The Order: 1886 llega con un enfoque más retro, en palabras más simple, sin multijugador. Básicamente el titulo debe ser visto desde la perspectiva de que es un juego con un presupuesto algo elevado, con la mente de un estudio independiente como lo es ready at dawn, consiguiendo su primera oportunidad para generar una gran cosa.

Y tampoco es que se buscara engañar con The Oder, básicamente por el producto que pagamos es, Sir Galahad en donde no podemos decir nada en cualquiera de sus decisiones, excepto sobre que arma deseamos utilizar o a qué área del cuerpo de nuestro enemigo queremos golpear. No hay ningún modo multijugador. Sólo una historia estrechamente enfocada desde el principio. No hay dobles lecturas sobre que se puede esperar de un título que desde el principio dejo en claro que esto nos ofrecería.

The Order: 1886

The Order 1886 analisis

Sobre la jugabilidad del título, estamos ante un shooter en tercera persona, en donde básicamente se vive este concepto, recogemos nuestras pistola doble, tenemos listo nuestro fusil, estamos bajo fuego enemigo, estoy a punto de morir, pero se da la oportunidad de seguir en el intercambio de disparos, activamos el blacksight, todo se ralentiza, gran explosión, podemos presentar alguna rodilla rota, seguimos cargando nuestra arma, y seguimos de nuevo contra nuestros enemigos. En si es bastante caótico, y muchas secuencias del título son de este estilo.

Por el lado de nuestros enemigos, escopetas, múltiples corredores para emboscarnos y lanzadores de granadas, además de otros enemigos que son variables, están con una base sorprendentemente táctica, que los hacen sorprendentemente más difícil de lo previsto.

Por lo que nunca nos sentimos como si nosotros fuésemos una especie de caballero oscuro. No somos alguien invencible. No hay ningún movimiento especial de fantasía que sacas de la nada para superar a nuestros oponentes. Claro, somos caballeros de la orden y en última instancia, prevaleceremos. Sobre todo porque tenemos una ventaja clave en el Blackwater, la sustancia que nos ha permitido vivir tanto tiempo, que incluso dentro de la narrativa se cuestiona si esto vale la pena.

En sí, el título es un logro bien representado con una partitura musical bastante inquietante. Sin embargo, sigue siendo el primer intento en una línea de posibles intentos para sacar provecho de la tecnología actual y la historia y la jugabilidad están alineadas a este esquema. Algunos diseños de batalla son simplistas y se frustran fácilmente por el uso de algunos ángulos adecuados. Los Lycans, para toda su gloria como nuestro enemigo jurado, reciben una pequeña cantidad de tiempo en pantalla.

The Order 1886 gameplay

Los personajes están bien realizados. Los efectos visuales, el actuar y las animaciones demuestran un trabajo tras ellos. El gameplay que es lo más importante dentro de un videojuego es una oscilación rimbombante entre emoción y una presa fácil, haciendo de cierta manera un tanto irregular la experiencia en este ámbito. Con una historia que es obviamente microscópica en un mundo mucho más amplio y más variado que solo nos entrega atisbos de lo que realmente es, claramente el estudio desarrollo el titulo como el punto de partida para futuras entregas.

Y la verdad, es que queremos ver más de ese mundo. Hay mucho más que se podría derivar de este título, que nos entregó una grata experiencia cercana a las 10 horas. The Order: 1886 es básicamente un bocado de un plato elegante, el cual puede desarrollar bastante a futuro.

  • Jugabilidad - 7/10
    7/10
  • Ambientación - 8/10
    8/10
  • Gráficos - 9/10
    9/10
  • Tecnología - 9/10
    9/10

Resumen

The Order: 1886 es un juego divertido, con una triste historia sobre lo que pasa cuando todo lo que has conocido ha sido infiltrado con mentiras no solo en una vida, sino en muchas. La respuesta a cómo jugar es este juego, básicamente es el solucionar el conflicto principal del juego, que es el restablecer el orden a como debe ser y luego seguir adelante. Tiene una gran animación y actuación, un framerate estable, y gráficos excepcionales. Los personajes se encuentran bien establecidos, y el gameplay, básicamente los tiroteos y el movimientos entregan la sensación de ser fluidos y divertidos. Aunque es un titulo que cuenta con sus grietas.

8/10

Reply