Silent Hill: Los sustos que marcan al jugador y que extrañamos

Se puede argumentar que un susto repentino es una táctica bastante barata dentro de prácticamente cualquier medio de entretención. El uso de imágenes o sonidos repentinos en momentos inesperados han comenzado a ser algo bastante mundano y a pesar de eso, siguen apareciendo en millones de películas y videojuegos con un resultado mediocre.

Bueno, hay casos en donde los sustos son realmente buenos, especialmente cuando se combinan con ciertos elementos que a larga terminan generando lo que se conoce como el terror psicológico.

En los videojuegos el tema es más complejo que en el cine, después de todo, en los videojuegos el jugador es quien tiene el control de las acciones, por lo que tras un susto, se deberá responder rápido para superar cualquier situación vinculado con esos sonidos extraños que pueden estar invadiéndonos. Algunas series como Silent Hill, especialmente con sus primeras entregas, eran expertos en generar sustos y momentos icónicos vinculados con estos sustos, un ejemplo rápido; la decapitación del maniquí en Silent Hill 3. No le subas mucho el volumen.

Explorando un almacén lleno de maniquís en Silent Hill 3 es un momento escalofriante, gracias en gran parte a los organismos sintéticos que lo habitan. Los maniquíes pueden ser realmente aterradores, ya que son como una especie de reflejo de cuerpos sin almas o vida, pero parecieran que de igual manera sobresalen de todo lo inerte que podemos encontrar, esto gracias a la forma humana que poseen.

En medio de los estantes y cajones un cuerpo llama inmediatamente la atención del jugador. Inmóvil en su soporte de madera, este objeto no hace nada cuando el jugador lo mira en primer lugar, sin embargo, solo basta desplazarse a la siguiente sección para escuchar un grito y ruido en seco que inevitablemente hace entrar en pánico al jugador en un espacio estrecho, confinado y rodeado por seres inertes. Luego al comprobar, nos encontramos con un maniquí decapitado, lleno de sangre y la reacción natural en esos momentos es simplemente salir de ahí o al menos eso es cuando por primera vez te enfrentas a algo así.

Silent Hill el gato en el casillero

Puede haber resultado ser “sólo un gato” tal como el juego nos dice, pero los efectos de aparición de este bello felino en un juego como Silent Hill, es algo devastador. Este animal salta de un casillero cuando el jugador inspecciona la puerta de este inmobiliario.

El mover los eventos de un juego de terror a un lugar como un vestuario, en donde cualquiera de las cien puertas podría contener algo terrorífico, es un truco bastante común, pero el encontrar un gato sin dudas genera sensaciones mixtas, desde pasando por la sorpresa y miedo, hasta el alivio en relación a que no es nada que nos hace daño, para volver a la angustia al pensar que ese pobre animal no conto con un grato final al escapar del casillero.

Silent Hill 2 Prisión Toluca

La prisión cuenta con muchos momentos realmente terroríficos, eso sin mencionar la atmósfera de sofocación que se genera a cada momento, pero eso se lleva a otro nivel cuando ingresamos a los baños, en donde una puerta se encuentra cerrada y tenemos el particular mensaje de que no se tiene respuesta, esto para después darse la vuelta y sentir un grito desgarrador.

Efecto de Sirena y Pyramid head

La música y efectos de sonido juegan una parte increíble dentro de la creación de una atmósfera para una experiencia de terror importante y Silent Hill siempre ha sido una serie que saca provecho a la perfección de esto. Sin embargo, ningún sonido de la serie es más icónico que la sirena que significa que estamos ante un peligro inminente, y que ha causado más que suficiente terror durante los años. En Silent Hill 2, la maldita sirena se encontraba muy vinculada con un personaje aterrador, Pyramed Head, un ser que durante el juego era terrorífico y que tras comprender de mejor manera que había detrás de su aparición, para muchos resulto ser un ser que en realidad es digno de admirar, el mundo es un lugar muy especial.

Los bebes fantasmas de Silent Hill

A pesar de que con el tiempo demuestran ser inofensivos, el Larval Stalkers (bebé fantasma para nosotros) dentro de la escuela primaria de Midwich es el tipo de cosa que te hacen soltar el mando y nunca volver a tomar juego. Estos seres hacen ruidos inquietantes y se mueven a la vista del jugador en varias ocasiones, este espectro está generado para para atrapar al jugador desprevenido.

Bebes Silent Hill

En un momento cuando estás probablemente esperando algo grande, la introducción de un susto sutil es perfecto para el juego.

Reply