Las decepciones que ha dejado este 2016

Uno suele valorar el trabajo de los desarrolladores dentro de esta industria, en donde la competencia suele ser feroz, sin embargo, hay casos en donde las horas de desarrollo, el esfuerzo de miles de personas simplemente no funciona, lamentablemente la vida es así y durante este 2016, las horas de trabajo de muchos, han terminado en lo que muchos denomina como decepciones.

Pero porque alguien tocaría este tema de la nada, simple, hemos terminado de jugar Mirror’s Edge: Catalyst y nos ha generado las sensaciones negativas suficientes para decir que es una de las decepciones del año.

La emoción que el formato original nos plantea, se ve destrozado gracias a una historia básica, misiones repetitivas y un jefe final terrible.

Mirror's Edge: Catalyst

Por alguna extraña razón, EA apenas ha promovido el lanzamiento de Mirror’s Edge: Catalyst y no nos sorprendería que nadie más allá de la base de fanáticos de esta franquicia, supieran que el juego ya está en el mercado.

Gracias a Mirror’s Edge: Catalyst, aprovecharemos de destrozar otros títulos que también nos generaron malas sensaciones este año, títulos que esperábamos con ansias y terminamos dejando en el olvido rápidamente, tal como lo fue Quantum Break.

Quantum Break prometía ser impresionante, lamentablemente el producto final no lo fue. Una mezcla extraña con un difunto sistema que buscaba hacer la Xbox One una especie de televisión, realmente influyo bastante en el juego final, en donde las cosas nunca terminan de concretar algo interesante.

Una tonelada de aspectos impresionantes como la animación suspendida en la escenografía, sin dudas tienen una sensación única de referencia, pero que se estancan con una exposición terrible, generando personajes sin real peso y sin profundidad.

Street Fighter V

Si estamos aprovechando este espacio para dejar caer nuestro odio producto de los videojuegos, no podemos dejar en el olvido lo que nos pasó con Street Fighter V.

Street Fighter V

El sistema de juego era muy bueno, pero la falta de contenido en todos los aspectos posibles realmente afecto la imagen que el juego género en los consumidores. El modo historia solo fue confirmado meses después del lanzamiento, mismo caso con los personajes, un sistema online que todavía no puede ser estable y es inevitable no odiar a esta altura a Capcom. Simplemente el juego fue lanzando antes de tiempo.

Pensamos lo mismo de overwatch, que literalmente no incluyo muchas cosas nuevas que no se vieron en la demo y eso puede dar para otra nota extensa.

Star Fox Zero

Esto era una mezcla de muchas cosas, por ejemplo, los gráficos eran una mezcla extraña que no terminaba de convencer al público, una integración con el Gamepad muy poco funcional, manteniendo los esquemas sin real avance, haciendo que el resultado final sea un juego que no termino de convencer a la crítica y las ventas no fueron las esperadas para lo que Nintendo esperaba.

Reply