MicroSoft ¿hizo bien en quitar Kinect de Xbox One?

Ya han pasado un par de semanas desde que se daba a conocer que Xbox One saldría sin kinect, de paso bajara su precio a la par de PlayStation 4, en lo que se vio como una medida para tratar de aumentar las ventas y dejar de lado ciertas criticas hacia este periférico que hasta ahora estaba cumpliendo dos funciones, hacia a la consolas mas costosa y de paso consumía recursos en todo momento, haciendo aun mas evidente las diferencias de potencia entre PS4 y Xbox One.

xbox one kinect

Si lo vemos desde el punto de vista de un consumidor el precio menor claramente es algo llamativo, sin embargo si a ese precio le agregamos algunos extras podríamos a llegar a diversas conclusiones, todo eso dependiendo de lo que busquemos en una consola.

Por un lado tenemos a quienes nos alegramos de que MicroSoft tras prácticamente obsesionarse con kinect comprendió que sus días estaban de ante mano contados, puede servir para juegos específicos pero no son para todo el mundo, por lo que imponer a este “extra” como algo obligatorio no era bien visto desde ningún punto de vista, nosotros somos los que pensamos que es mejor contar con alternativas y que cada quien decida.

Ademas esa especie de moda con los sensores de movimiento fue bastante pasajera. Tras ver el éxito del Wiimote bajo el alero de Nintendo, la primera versión del primer Kinect y el PS Move llegaron tarde a la repartición. Kinect en su versión 2.0 llego aun mas tarde, el problema se aumento al ver que este aparatito costaba 100 Dolares o Euros (dependiendo de la región) mas que la competencia, prácticamente MicroSoft le hizo las cosas muy fáciles a Sony con su pésima imagen que dejo en las presentaciones de su consola. Es cierto que han cambiado sus políticas con el paso del tiempo, pero solo lo han hecho al ver el enojo de los fans de su plataforma.

Por otro lado tenemos a quienes prácticamente recibieron una cachetada al comprar su consola por 100 dolares/Euros de mas, prácticamente por mas de medio año, quienes creyeron las palabras al aire de Microsoft que prometían una verdadera revolución con Kinect, la cual era bastante poco convincente, a pesar de eso había gente que creía en esas palabras. Ellos tienen el derecho a estar enojados.

Con la mente fría

Ahora si analizamos todo este tema, mas que los problemas expuestos por los usuarios o mejor dicho su descontento, en MicroSoft tenian otro problema. El rendimiento de la Xbox One, en temas técnicos traducidos a algo sencillo, Xbox One estaba rindiendo por debajo de los planeado en su inicio. Los desarrolladores le dejaron ver este problema a la compañía y tratando de aumentar la potencia y tratar de reducir las diferencias técnicas entre juegos multiplataforma, el sacar a Kinect de la ecuación le entrega algo de potencia extra a los desarrolladores, prácticamente el quitar a Kinect obligatoria solo traería beneficios tanto a desarrolladores que podrían tener mas potencia para el desarrollo de sus juegos, de cara a los jugadores podrán comenzar a tener versiones de juegos no tan por debajo que la competencia en lo tecnico, ademas para quienes no la han comprado se pueden ahorrar 100 Dolares/Euros, prácticamente los únicos que no se ven beneficidos son quienes lamentablemente se tuvieron que comprar su consola con un precio muy elevado por el Hardware ofrecido.

Reply