Reportaje: PlayStation 4 domina primera batalla Xbox One quiere la guerra

Mientras llega el segundo año de la actual generación de consolas, Microsoft y Sony continúan declarándose la guerra.

Como ya consumimos dos años en la actual generación de consolas, lo único que está claro, es que nadie tiene una comprensión firme de cómo resultará la batalla entre el Xbox One de Microsoft y la PlayStation 4 de Sony. Se sabe qué es lo que ha ocurrido, y hacia donde ambas compañías parecen dirigirse.

En la parte frontal de PlayStation 4, es evidente que Sony está ganando la batalla en las ventas. De hecho las cifras de ventas son consideradas como asombrosas. Sony ha hecho un gran trabajo al montar un producto bien diseñado y piensa mantener esa imagen en la mente de los consumidores.

Xbox One vs ps4 ventas

Para Microsoft, la trayectoria de la Xbox One fue u sigue siendo algo complicada. La consola ha abandonado el Kinect obligatorio inicial, y las primeras cifras de ventas fueron poco prometedores. Con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina, Microsoft ha buscado rectificar algo las ventas alicaídas con recortes de precios y paquetes especiales.

Esta generación de consola va a ser al menos tan larga como la de la anterior. Dicho esto, la carrera está lejos de un simple sprint, sino más bien podría compararse con una maratón. Mientras que Sony vio un éxito temprano con la PlayStation 4, también parece que la consola ha empezado a descansar en sus laureles.

Los exclusivas como The Last of us Remastered han impulsado el sistema. Y otros títulos potentes que aún no se ven en el horizonte, se especula que podrían llegar pronto, solo diremos God of War.

Por el contrario, la Xbox One tomó el enfoque opuesto. Carece hoy en día de títulos potentes que sean exclusivos. Pero el panorama puede variar, con Halo: La colección del Jefe Maestro llegando la semana próxima, Sunset Overdrive y Forza Horizon 2, Microsoft está abriendo un nuevo camino con sus exclusivos.

Cuanto más lejos la Xbox One se mantenga de la debacle que fueron las decisiones iniciales sobre como funcionaria la consola, mejor puede ser el beneficio para Microsoft. Esta festividad (Navidad) representa un período de tiempo integral para Microsoft y es probable que marque el camino sobre si la consola lograra o no tener éxito.

Muchos son los jugadores de consolas que aún no han actualizado sus estantes con una PlayStation 4 o Xbox One, y Microsoft quiere asegurarse de que sea la Xbox One la elegida.

El veredicto va a permanecer por un tiempo, pero un principio simple de negocio nos dice que todo se hace por dinero. En ese factor podemos decir que Microsoft tiene un monto, pero no proviene de la Xbox One, mientras que el caso de Sony el dinero que está generando llega en gran medida por parte de las ventas de PlayStation 4.

La conclusión de esta guerra de consolas es simple, Sony ha ganado definitivamente la batalla inicial, por lo que Microsoft buscara ganar la guerra.

Reply