Rise of the Tomb Raider: Un usuario de PS4 analizando la espera de un año

Rise of the Tomb Raider llega este año a Xbox One, estoy molesto porque quiero ese juego y no poseo una Xbox One, pero en el gran esquema de cosas, no es realmente un gran problema, siempre y cuando el juego final termine cumpliendo las expectativas.

Y mientras tanto, tendré que conformarme con jugar Uncharted 4, por lo que la espera puede no ser tan terrible. Además, cuando el juego se lance en PS4, probablemente esté totalmente parcheado y llegue con todos los DLC o algo así ¿no? El único problema, es que si el juego cumple las expectativas, vamos a terminar discutiendo en el 2016 si la versión de PS4 puede ser elegible para ser votada para el juego del año dentro del equipo, probablemente no.

Tras esas líneas tratando de auto consolarme, es bueno ver esta exclusiva temporal como la buena jugada de marketing que es, a pesar de que el juego este anunciado para otra consola y PC, puede ser beneficiosos para Microsoft, después de todo, la exclusividad tiene como propósito el que las personas quieran comprar una consola y Tomb Raider puede lograrlo.

Mientras que el titulo puede ser una buena excusa para quienes aún no tienen una consola, opten por la Xbox One, para Square Enix parece no ser una buena estrategia hablando meramente de que se limita el poder de las ventas del título al ser un exclusivo, por lo que desde Microsoft, debieron hacer una buena oferta a la distribuidora para limitar el mercado por un año.

A la larga, y en mi búsqueda de consuelo, quiero pensar que un año es un buen marco de tiempo para que un juego sea exclusivo. Este tiempo permitirá a las personas que poseen la consola de lanzamiento, sentir que están recibiendo algo especial, pero no es un tiempo demasiado largo para la espera de aquellas personas que optamos por otras plataformas.

Reply